CONSULTAS

Consultas presenciales en Tarragona y consultas por videollamada (vía skype) o vía telefónica:
- nutrición real en el embarazo
- nutrición real en la lactancia
- alimentación Complementaria dirigida por el bebé o Baby led-weaning
Pedir citas:
Tau Salut Unitat Materno-Infantil Tlf (+34) 977 226 388
Centro Médico La Rambla Tlf (+34) 977 250 000
rosyanezryo@gmail.com

04 diciembre 2013

Tercer trimestre de embarazo con niveles de glucosa normales

Me encuentro en la semana 38 de embarazo. Mi experiencia durante el tercer trimestre de embarazo (contando aproximadamente desde la semana 27 a la 37) ha sido: 
  • Respecto al control de los niveles de glucosa en sangre, mantuve una HbA1c entre 4,6 y 5,3%Durante este trimestre seguí la misma alimentación (baja en CHO). Esta última etapa se caracteriza por el aumento en la resistencia a la insulina, en mi caso, aumenté la dosis de insulina basal hasta utilizar ~0,58u de insulina total por kg de peso. Con respecto al periodo pre-embarazo que utilizaba ~0,40u de insulina total por kg de peso, en este trimestre aumenté un 45% de insulina total, en cambio en el segundo trimestre aumenté solo un 17% con respecto al periodo pre-embarazo, igual que en el segundo trimestre, la mayor parte del aumento de insulina fue debido a la insulina basal y no por bolos (insulina para las comidas). Estos 2 factores confirman que en este último periodo si existe mayor resistencia a la insulina. Mis metas glucémicas han seguido siendo las mismas: niveles de glucosa en sangre (GS): 71-99 mg/dl, antes y después de las comidas. 
  • Con respecto a síntomas, cambios o molestias físicas, con la llegada del frío comencé a utilizar medias de compresión, las que son más recomendables son las medias pre-mamá, ya que éstas son hasta arriba y no cortan o limitan la circulación en medio de las piernas, al principio noté una gran diferencia, aunque al final (semana 35-36 aproximadamente) seguí notando edema en las 2 piernas a pesar de utilizarlas, así como dolor al contacto. Fui a realizar ecografía de ambas piernas para descartar que tuviera algún trombo, coágulo, etc. y lo único que tengo es retención de líquidos causado por el embarazo, la colocación del bebé y la presión en el útero. En mi caso, no he presentado en ningún momento proteinuria en orina y aunque si he aumentado un poco la TA (132/73 mm de Hg), se encuentra dentro de lo normal, y éstas 2 cosas descartan el riesgo de presentar preeclampsia. Seguí con las recomendaciones posturales (subir los pies cuando pudiera) y poner frío en las zonas más hinchadas, los especialistas aseguran que esto funciona mucho mejor que cualquier medicamento, y que estos síntomas desaparecerán cuando el bebé nazca. El aumento del edema en mi caso, y más en la pierna izquierda fue debido a la posición y presión del bebé sobre ese lado. La barriga me siguió aumentando, aunque realmente no ha sido exagerado, como comúnmente se observa en las embarazadas con DM1, en las que sabemos que el crecimiento desproporcionado del bebé es debido a la hiperglucemia constante durante todo el embarazo. En esas semanas 33 y 35 noté que al bebé le daba hipo con frecuencia (se siente como un latido rítmico en la panza), los especialistas dicen que éste es un signo de salud y bienestar en el bebé. 

  • El tamaño del bebé medido en cada ecografía (semana 29 y 35) continuó estando al rededor del percentil 50 (los percentiles normales de crecimiento van de 10 a 90). En las embarazadas con DM1 es común encontrar sobre todo en este trimestre percentiles de crecimiento mayores a 90, lo que indica macrosomía en el bebé.  En mi caso, lo que observé es que cuando tuve la HbA1c en 4,6% el percentil de crecimiento del bebé fue más cercano a 45 con el comentario del ecografista de que en el bebé no se observaba grasa abdominal, es decir, que estaba totalmente normal, tal vez mejor que muchas embarazadas sin DM. En cambio, cuando aumenté la HbA1c a 5,3% (por resfriado), el percentil de crecimiento fue un poco más de 50, comentando el ecografista que se notaba mayor crecimiento en el bebé en ese periodo. En mi caso, en la ecografía de la semana 35 el bebé ya estaba en la posición correcta, boca abajo y de lado izquierdo, que es la mejor posición para parir y la más cómoda para los bebés. 
  • La analítica de tercer trimestre me la hice en la semana 32 de gestación, en ella vuelven a mirar la inmunidad a toxoplasmosis, si hay anemia, el nivel de HbA1c (que es recomendable medirlo cada mes durante todo el embarazo) y el perfil de tiroides. Además también miden la excreción urinaria de proteínas. En mi caso todo fue correcto, en este trimestre logré aumentar los niveles de hemoglobina, gracias a la suplementación y a la alimentación rica en hierro. En la semana 28 me medí los niveles de vitamina D, ya que sé que éstos suelen estar bajos en mujeres, en embarazadas y además en personas con DM, en esa semana tuve un valor de "insuficiencia", por lo que aumenté la suplementación de vitamina D3 a 4000 U.I. diarias, me volví a medir el nivel en la semana 35 y si logré aumentar a un nivel de "suficiencia". Después del parto, en el periodo de lactancia tengo planeado seguirla tomando y seguir midiendo mi nivel de vitamina D en sangre, tal vez tendré que tomarla siempre para lograr mantenerla en niveles normales. La vitamina D es considerada una hormona, la mujer embarazada y el feto tienen necesidades aumentadas de ésta y en recientes artículos se han encontrado vínculos de su insuficiencia y la DM. Más información AQUÍ. 
  • En cuanto a la actividad física, durante el tercer trimestre seguí realizando ejercicios con la pelota o fitball para embarazadas (musculares). Las caminatas las fui disminuyendo, ya que realizar las cosas normales de casa, ir a comprar, etc, todo lo realizando caminando, y con el peso del bebé ya era ejercicio suficiente para mí. 
  • Otras revisiones recomendadas durante el embarazo son: el fondo de ojo, ya que algunos estudios dicen que si existe algún grado de retinopatía pre-embarazo, durante el embarazo ésta podría aumentar. En mi caso, no tenía ningún grado de retinopatía, pero aún así, realicé 2 revisiones, en el primer y tercer trimestres, con resultados normales. Además las revisiones dentales son importantes en todas las embarazadas, y sabemos que con un mal control glucémico el riesgo de infecciones, inflamación de encías, etc, podrían aumentar aún más durante el embarazo. En mi caso hice una revisión durante el primer trimestre, y la limpieza dental en el tercero. 

  • Con respecto al peso, aunque de la semana 29 a la 33 tuve una bajada de peso, debida a la disminución de retención de líquidos, después fue aumentando 1 kg por semana, en total desde antes del embarazo hasta ahora subí 13 kg. En estas últimas semanas en mi caso el aumento de peso ha sido por el crecimiento del bebé, pero mucho en parte por el aumento del edema. 
En mi caso el buen control glucémico durante este trimestre no ha sido más difícil que en el segundo trimestre, aunque aumenté la dosis de insulina, he tenido mucha estabilidad, casi sin hipoglucemias ni hiperglucemias, eso definitivamente disminuye el estrés añadido por las molestias, miedos, preguntas y cambios que surgen en estas últimas semanas de embarazo. 

Si todo va como hasta ahora, mi parto será lo más parecido a un parto normal, ya que si no hay ninguna causa relacionada con la DM como sufrimiento fetal, mal control glucémico, etc. no hay porque optar por inducción o cesárea. Si tengo que decidir alguna intervención será por otras causas fuera de la DM. Espero que el nacimiento sea pronto! 

1 comentario:

Jesús García Vergara dijo...

¡Que sea una horita corta!
Gracias por reportar tu experiencia durante el embarazo. Junto con el Dr. De Loach forman la mejor línea de educación en diabetes.